A veces nos duele soñar y derpertar con otra realidad

Jueves, 31 de Agosto de 2017

A veces nos duele soñar y derpertar con otra realidad

 Medellín, 28 de agosto de 2017 

Señores  Consejo de Administración 

CONFIAR  Cooperativa Financiera 

¡A veces nos duele soñar y despertar con otra realidad! 

Nos duelen cosas que pasan en el movimiento social y cooperativo de este país, al notar que se van perdiendo espacios que fueron referente en nuestra Cooperativa, entre ellos la sede recreativa El Paraíso, pues en ese lugar se dieron varias apuestas por la vida que me voy a permitir enumerar: 

1°EL PARAISO COMO ESPACIO DE VIDA-

La sede recreativa El Paraíso fue un espacio de vida en medio de la guerra. A pesar de la extrema violencia que le tocó vivir a nuestra sede, en medio de los enfrentamientos armados que hubo en esta zona, ninguno de los actores armados tuvo el atrevimiento de atacarla, conservando este bello espacio como un legado que debería ser respetado a todo costo.

Quienes estuvimos allí, nunca sentimos la sensación de que podíamos ser atacados en este remanso de paz en medio de un conflicto armado de más de medio siglo y, por el contrario, nos considerábamos privilegiados al poder estar allí y esperar que nuestra Cooperativa Confiar, como institución de carácter social nunca fuera afectada por esta guerra absurda que tantos muertos ha generado en todo el país.

  2° EL PARAÍSO COMO REFERENTE SOCIAL

Para los asociados ha sido de gran orgullo el poder saber que la sede recreativa El Paraíso se ha constituido como un referente social, al conocer que quienes laboraban en estas instalaciones, lo hacían en mejores condiciones laborales y sociales que la mayoría de los trabajadores que laboran en la zona. Sirvió de espacio de unidad entre los trabajadores de la Cooperativa, y quienes la podíamos visitar en algún momento, aprovechamos sus salas de reuniones para tratar temas que requerían de alguna concentración y pudimos hacer uso de estos bellos espacios en medio de la naturaleza y el aire húmedo de la selva que lo circunda. 

3° EL PARAISO COMO ESPACIO DE SALUD

Siempre nos llenó de alegría el saber que el centro recreativo El Paraíso era el único espacio saludable para los asociados que no tenemos los recursos ni las posibilidades de adquirir una vivienda o propiedad rural alejada de la contaminación. Apoyamos en todo momento la iniciativa de dotar a la Cooperativa CONFIAR de una sede alejada de la contaminación y el bullicio de la ciudad, que se convirtió en la mejor esperanza de poder respirar un aire puro en medio del ambiente contaminado de Medellín y de toda su Área Metropolitana. 

Esta gran experiencia nos permitió a los asociados de todas las regiones aprovechar los chorros de agua provenientes de la selva y disfrutar de los masajes relajantes, de las caminatas ecológicas y de la charlas sobre vida saludable que ahora vamos a perder. 

Nos duele saber que acabarán con la zona hotelera para solo permitir la instalación de carpas en el área de reserva natural, y exonerar de alguna manera a las empresas contaminadoras de su responsabilidad con los habitantes de las ciudades a cambio de unos cuantos pesos, considerando todo esto como un trato discriminatorio con todos los asociados al habilitar este espacio solo para la juventud. 

Quiero proponerles un apoyo por asociado de $20.000 o $30.000 por una sola vez para la reparación de la sede que se sacarían de los aportes sociales que tenemos guardados en la cooperativa y realizar una campaña para maximizar el uso de la sede recreativa por parte de todos los asociados e invitar a los arquitectos y constructores amigos de la Cooperativa para que nos ayuden a mejorar estas instalaciones y sin tener que pagar contratos leoninos por las reparaciones que se requieren en la sede social El paraíso. 

Para concluir quiero manifestar mi dolor y rechazo por estas medidas tomadas e invitarles a recapacitar para no acabar con estos espacios sociales, porque al paso que vamos, si seguimos buscando solo utilidades de capital, sería como convertirnos en otro banco que solo busca mejorar su rentabilidad en el mercado financiero.

concluyendo con un poema de mi autoría que dice: 

CENTRO RECREATIVO EL PARAISO 

La sede de El Paraíso  Es un espacio social que ha servido al asociado  para poder disfrutar  del descanso necesario  en ambiente natural,  y alejado en gran medida  del ruido de la ciudad. 

No dejemos que se acabe  este hermoso bien social  que ha servido de semilla  para el cuidado ambiental .

Y unirnos en la esperanza  de una nueva sociedad,  que el mundo cooperativo  nos puede facilitar  cambiando el signo de pesos  por un claro bien social.

 Les agradezco la atención prestada. 

Cordialmente, 

PEDRO PABLO RESTREPO ARANGO 

Cédula 8.308.909 de Medellín