Carta de renuncia: Elizabeth Castaño Daza, Secretaria General de Confiar Cooperativa

Martes, 19 de Septiembre de 2017

Carta de renuncia: Elizabeth Castaño Daza, Secretaria General de Confiar Cooperativa

Medellín, septiembre 18 de 2017

Señor

LEANDRO ANTONIO CEBALLOS VALENCIA

Gerente General

CONFIAR COOPERATIVA FINANCIERA

Medellín

Respetuoso saludo.

Por medio de la presente me veo forzada a presentar mi renuncia como empleada de CONFIAR Cooperativa Financiera, pues no encuentro garantías para seguir desempeñándome como Secretaria General, cargo para el cual fui contratada.

Hace un año emergió a la luz pública la contradicción interna que continúa vigente en la Cooperativa, producto de la cual nació la necesidad de que algunos empleados de CONFIAR y de la Fundación nos sindicalizáramos como parte del sindicato de industria UNEB, para reivindicar tanto una relación laboral justa y decente como la protección del sentido asociativo.

Bajo la responsabilidad de Oswaldo León Gómez, Gerente Corporativo, la respuesta ha sido principalmente de condena, así afirme por escrito todo lo contrario sus prácticas soterradas demuestran otra cosa, en especial de los Empleados sindicalizados que son parte de la Fundación CONFIAR. Hemos sido señalados uno a uno, desprovistos de funciones y responsabilidades asignadas, aislados deliberadamente frente al resto, borrados de cualquier ejercicio público ante las Agencias, los Asociados, las Direcciones Zonales, de eventos institucionales y del trabajo en los territorios.

Esta política persecutoria la secunda un séquito de Empleados de CONFIAR y la Dirección Ejecutiva de la Fundación a cargo de Alejandro López Carmona, para quienes los sindicalizados somos simplemente malos trabajadores, desleales por cuestionar la concentración de poder decisorio bajo el modelo de dirección y gobernabilidad cuya característica fundamental es la verticalidad y la ausencia real de pesos y contrapesos. En particular, desde el mes de abril de este año a los Empleados de la Fundación los están responsabilizando de conformar comisiones de apoyo en la Asamblea para apoyar a ciertos candidatos, cuando desde que existe la Fundación, como se hacen simultáneamente las dos Asambleas CONFIAR y Fundación, ellos han apoyado históricamente dichas comisiones logísticas junto a algunos Empleados de CONFIAR, sin considerarlo intromisión; se ha explicado una y otra vez, incluso ha quedado en acta de Junta Directiva de la Fundación, que no se hizo algo indebido.

Estos señalamientos no son nuevos: Es el modus operandi del Gerente Corporativo fabular acusaciones y señalar a sus contradictores hasta eliminarlos del mapa político de CONFIAR; lo hace desde los diferentes roles que desempeña: además de ser el Gerente Corporativo, actúa a la vez como integrante de la Junta Directiva de Fundación, como integrante de la Junta Directiva de SÓLIDA, actúa como Jefe y asesor del Gerente de Sólida y del Director de Fundación. Es decir, es juez y parte: Qué confusión de roles tenemos en un modelo de dirección y gobernabilidad cuyo liderazgo central lo ejerce él, quien en todos estos años ha desvirtuado un sano sentido de autoridad y ha abusado de la buena fe y confianza que se le ha depositado. Ofrezco disculpas públicas por la responsabilidad que tengo al no reconocer más oportunamente la imperfección de este modelo: Un líder que se atreva a jurar en vano que en CONFIAR no se maltratan los Empleados, deja un manto de duda; uno que tenga que reiterar en su discurso la honradez, la ética, la transparencia que lo rigen deja mucho que desear -como lo dice una antigua asociada de la Cooperativa.

A mí también, con parsimonia se me despojó de mis responsabilidades como Secretaria General, por mi postura igualmente crítica, maltratando mi trayectoria y desconociendo mi experiencia y el conocimiento acreditado. Se me califica de retrógrada y conservadora en el ejercicio de mis responsabilidades por dizque negarme a los cambios que “exige el CONFIAR moderno”, pero sólo he encontrado un silencio cómplice cuando he pedido explicaciones por escrito a través de los conductos regulares tanto de la estructura social como administrativa. Al momento de hacer esta carta no he recibido oficialmente ninguna explicación por escrito.

Creo que no habrá necesidad de entregar el cargo, pues de mis responsabilidades quedé ejecutando la de tomar nota para las actas, y al parecer mi reemplazante ya fue designada, según lo informó el Gerente Corporativo en la última reunión de la Junta Directiva de Fundación. Aunque con actos y gestos autoritarios pretendieron lesionar mi autoestima y mi dignidad, me retiro dispuesta a explorar otros horizontes como profesional y como cooperativista, llevando conmigo los aportes de la construcción colectiva en la cual participé proactivamente durante mi vida laboral en CONFIAR; son 33 años de vínculo, por lo cual expreso reconocimiento.

Por lo mismo, lamento desvincularme de la UNEB CONFIAR CONRAIZ, aunque no renuncio a apoyar su causa justa, solidaria, noble y legítima. Espero se fortalezca para el beneficio de todos los Empleados de CONFIAR y de Fundación, quienes por cierto han enfrentado muy solos, con poca solidaridad, el ataque concertado por parte de Alejandro López C., su Director; de ex funcionarios apalancados administrativamente como Olga Lucía Cano, y de algunos de sus Directivos. Los Empleados de la Fundación son la muestra de empleados formados políticamente, críticos y propositivos, que tienen entereza en el debate y cuidan lealmente lo construido colectivamente tanto en CONFIAR como en la Fundación. Son, por supuesto parte del cambio, y por eso no obedecen ciegamente lo que dispone y pretende la arbitrariedad: El CONFIAR y la plataforma solidaria que dejo corre el riesgo de ser desmantelada tras opciones aventuradas, de suerte que de cooperativa pura ¡dejen solo la imagen! Con el resto de Asociados, críticos del presente o desinformados deliberadamente acerca de esto, espero que pueda impedirse el daño institucional.

Con un hasta luego que por eso reivindico digno,

Elizabeth Castaño Daza

Secretaria General de CONFIAR Cooperativa