Comunicado de ConRaíz a la Asamblea Extraordinaria de Confiar y Fundación Confiar - 29 Septiembre 2018

Viernes, 28 de Septiembre de 2018

Comunicado de ConRaíz a la Asamblea Extraordinaria de Confiar y Fundación Confiar - 29 Septiembre 2018

COMUNICADO DE CONRAIZ – UNEB CONFIAR A LA ASAMBLEA EXTRAORDIONARIA DE DELEGADOS DE CONFIAR COOPERATIVA FINANCIERA Y FUNDACIÓN CONFIAR DEL 29 DE SEPTIEMBRE DE 2018

El 19 de abril del 2017 algunos empleados de Fundación CONFIAR y CONFIAR Cooperativa Financiera, decidimos afiliarnos al sindicato de industria UNEB, que tiene pertinencia a todas las entidades que derivan sus ingresos de la actividad financiera y las entidades vigiladas por la superintendencia de la economía solidaria.

A partir de esta fecha la Administración tomó medidas tendientes a negar la unidad de empresa entre CONFIAR Cooperativa Financiera y la Fundación CONFIAR, debido a que la mayoría de los sindicalizados provenían de la Fundación. La Administración también empezó a cuestionar la pertinencia a que los trabajadores de CONFIAR y Fundación fuéramos asociados a la misma, realizando debates sobre el tema sin contar con la participación de los trabajadores y del sindicato.

Por el contrario a lo esperado en una institución democrática el sindicato se encontró con los siguientes hechos que denotan hostilidad frente al derecho de libre asociación de los trabajadores:

  1. Cierre de los canales de comunicación directa entre los trabajadores sindicalizados y el resto de los empleados, cuyas medidas fueron: Cerrar el acceso al envío de mensajes masivos a los trabajadores, el cambio de dominio de los trabajadores de la Fundación CONFIAR, el borramiento del archivo de correos electrónicos a una persona sindicalizada, que tuvieron que ser restituidos a partir de la petición de la Junta Directiva de la UNEB nacional.
  2. Traslado ficticio de programas y empleada de la Fundación CONFIAR a CONFIAR Cooperativa Financiera, simulando una renuncia, que en realidad se derivó en un traslado con programa a bordo de la empleada (becas, recreación y cultura, participación y gobernabilidad, entre otros).
  3. Así mismo inició un proceso de desmonte de las funciones laborales de todas las personas sindicalizadas e inició un proceso de gestión de desafiliación a CONRAIZ de los trabajadores de CONFIAR.
  4. Se inició una campaña de desprestigio personal de los empleados sindicalizados, especialmente del equipo de trabajo de la Fundación, nombrando públicamente y en reuniones de organismos sociales de dirección y control y de trabajadores de la Dirección General, hablando de forma peyorativa y mentirosa sobre los trabajadores afiliados a CONRAIZ, afectándonos como personas en nuestro buen nombre donde no hemos tenido derecho de defensa, bajo los conductos regulares con que cuenta la institución. Este desprestigio ha llegado a tal escala que ha salido a flote en reuniones externas entre la administración y las organizaciones sindicales del país.
  5. Han hecho acusaciones públicas, denigrantes y mentirosas sobre los trabajadores sindicalizados, como por ejemplo que hemos puesto en crisis financiera y reputacional a la Cooperativa: Esta ha sido una estrategia de desprestigio al sindicato liderada por la Administración y orquestada por algunos integrantes de los Organismos Sociales ante los trabajadores, delegados y organizaciones sociales, sindicales y culturales que hacen parte de CONFIAR, lo cual ha sido desmentido por las cartas de respaldo enviadas por algunas organizaciones sindicales y por los estados financieros de la Cooperativa.
  6. Ha sido tal la presión vía el desmonte de funciones de empleados sindicalizados, que ha provocado renuncias motivadas por acoso laboral, por persecución sindical, por daño al buen nombre, afectando la institucionalidad y los debidos procesos que debería garantizar CONFIAR y su Fundación.
  7. Dentro de las medidas antisindicales de la Administración se observa que del 100% de los trabajadores de la Fundación CONFIAR, el 70% del mismo: Fueron despedidos, trasladados a CONFIAR Cooperativa Financiera o inducidos a renunciar motivadas por falta de garantías laborales para el desempeño de sus funciones, en condiciones de dignidad y un clima laboral saludable.
  8. Se han utilizado los mecanismos institucionales para la regulación de las relaciones de trabajo para ir en contra de los trabajadores sindicalizados, como es el caso del reglamento interno de trabajo de la Fundación CONFIAR que apareció 20 años después aprobado con 100 objeciones a bordo por parte del sindicato. Hoy en día se está preparando un ajuste al reglamento interno de CONFIAR, de lo cual nos enteramos por el informe que el presidente del Consejo presentó en el evento de delegados celebrado el 18 de agosto en Medellín.
  9. Se pretendió escindir la Fundación ante la vigilancia de la Supersolidaria para deslegitimar la cobertura de la UNEB en la afiliación de los trabajadores de la Fundación.
  10. Se utilizó la investigación externa solicitada por la Asamblea General de Delegados del 2017 para amedrantar uno a uno a los integrantes del sindicato, con temáticas y acciones por fuera de la temática de la investigación.
  11. Se nos ha dado trato de “herejes” por parte de la administración y algunos integrantes de los organismos sociales, cuyo trato no tiene nada que envidiarle a lo que en otrora fue la “inquisición en la edad media”.
  12. Debido a estas retaliaciones el sindicato pasó de tener 18 afiliados a 6 en la actualidad, además de contar con el miedo generado por la manera en como la administración ha actuado en contra de los trabajadores sindicalizados, siendo evidente así que la administración ha ido en contra de los principios, valores y estatutos de nuestra organización cooperativa. Somos consecuentes y hemos resistido con dignidad.
  13. Todos estos hechos han generado un escalamiento tal de violencia institucional contra el sindicato que nos atrevemos a afirmar que pese a que en CONFIAR se ha dado respuesta a través de oficios a las comunicaciones y peticiones del sindicato, hoy la Cooperativa no cuenta con garantías para la libertad de afiliación de los trabajadores en materia sindical, afectando el ordenamiento jurídico constitucional al cual nos debemos todas las personas naturales y jurídicas del país.

Por todas estas razones consideramos que la entidad ha venido generando un detrimento irresponsable de su capital humano y ha vulnerado de forma permanente los derechos de los trabajadores. Solicitamos a esta asamblea general de delegados tomar las medidas correspondientes para corregir esta situación al interior de la Cooperativa y su Fundación.

EL CUIDADO DE LA COOPERATIVA ES UN DEBER ÉTICO Y POLÍTICO DE LOS TRABAJADORES

Hacemos parte de la crisis de gobernabilidad vigente en CONFIAR, FUNDACION y SÓLIDA, expresada abiertamente desde agosto del 2016.

Hemos analizado que es importante hacer llegar un saludo a este evento y plantear algunas consideraciones al debate que abordarán, en el entendido que la Asamblea de Delegados realizada en marzo de este año y con base en las recomendaciones emanadas de la investigación, aprobó la realización de una Asamblea Extraordinaria, la cual debe incluir en su temario una reforma del Estatuto; es en este marco que planteamos lo siguiente:

  • Esta reforma de estatutos está enmarcada y hace parte del proceso del tratamiento al conflicto interno de gobernabilidad latente en la Cooperativa, en todo caso no debe centrarse en restringir y cerrar los mecanismos y espacios de participación a los asociados, sino por el contrario ser garantes de la democracia en todos los ámbitos de la vida institucional.
  • No debe ser una reforma puntual, sino de cara a toda la plataforma solidaria, ya que es con la riqueza colectiva que se deriva del aporte de los asociados que se ha construido todo este entramado. Los recursos que han aportado los asociados de CONFIAR Cooperativa Financiera apalancan a la Fundación CONFIAR y a SÓLIDA a través del círculo virtuoso de los créditos de vivienda. Esto debe quedar muy claro en el pensamiento solidario que está descrito al inicio del estatuto de CONFIAR.
  • La Asamblea General de CONFIAR Cooperativa Financiera y su Fundación es el órgano máximo de administración de la Cooperativa y sus decisiones son obligatorias para todos los asociados. Por esto el conjunto de la administración y los organismos de dirección deben garantizar un flujo de información abierto, transparente, que garantice la confianza y la democracia de la Entidad y sus filiales. Por lo tanto le proponemos a la honorable delegataria: hacer veeduría preventiva de la gestión de toda la plataforma solidaria, que a través de comisiones conformadas por delegados pueda hacer recomendaciones a las juntas directivas. Debe reconocerse la competencia del consejo de administración para el seguimiento estratégico y político de toda la plataforma solidaria y no concentrarlo en un empleado de la administración como pasa en la actualidad. Las diferentes juntas de la plataforma solidaria deben trabajar de manera coordinada y conjunta bajo el control social y estratégico de la Junta de Vigilancia de CONFIAR, como está claramente definido en el código de ética y buen gobierno de la institución.
  • En el proceso de relevo generacional al que está abocado la Cooperativa en la actualidad debe ser tratado por la delegataria, dado que es necesario superar el acuerdo político realizado en el año 2003 que deja a la institución sin herramientas para la gestión de este proceso estratégico, que al momento se encuentra en manos de una gerencia corporativa ad-portas de la jubilación, afectando la sostenibilidad del proyecto social, político y cultural que ha acumulado CONFIAR durante sus 46 años de existencia.
  • Fortalecer el sistema de pesos y contrapesos en la estructura de gobierno y administrativa, precisando los conflictos de interés e inhabilidades para que no haya concentración de roles en un solo empleado. Es cierto que debe haber coordinación, porque la Asamblea gobierna a través del Consejo, y la Administración tiene que hacer lo que éstas le orienten y no al contrario como está pasando.
  • La Fundación debe seguir siendo la entidad que garantiza el entramado de la Cooperativa en los territorios, la sostenibilidad del gobierno colegiado, que incorpore y entienda la diversidad y pluralidad de su base social (que brinde acompañamiento a las agencias para el trabajo asociativo y político con los asociados). Recuperar la historia, origen y memoria de una cooperativa que recuerde sus raíces sin denigrar de su pasado, que este sea respetado. Necesitamos de una Fundación moderna, innovadora, capaz de recoger el sentido social ético y político trazado en el pasado para proyectar el sentido de las acciones en el futuro, garantizando la gerencia y desarrollo para un factor productivo de “Comunidad” de alta calidad.
  • La Cooperativa, así sea fuerte financieramente, debe ir de la mano dirigida políticamente de una manera colegiada, no separarlo, así mismo la educación y la cultura; esto lo debe tener claro el consejo y encomendarlo a la administración: Lo que se ha hecho en estos dos años es separar –desligar – delimitar, sustentados en el fortalecimiento – crecimiento y desarrollo pero financierista y corporativista. Y en algo muy delicado que está posicionando un sector de la administración: Que no co-administre el consejo y losa delegados. Para que esto no se dé se debe recuperar la confianza con base en la información abierta, veraz y transparente.
  • Garantizar desde el ejercicio de la democracia y la participación la circularización de las ideas, el pensamiento crítico cooperativo, la dirección colegiada, la garantía de las minorías y diferentes grupos de interés.
  • Establecer políticas claras para el relacionamiento económico solidario, red y trueque en la prestación de servicios, experiencias y conocimientos.
  • Que en el estatuto quede reglado, en correspondencia con el enfoque de economía solidaria ética, que la economía, las finanzas, los proveedores, los empleados, los diferentes grupos de personas que conforman la Cooperativa, los negocios – convenios – alianzas y relacionamiento entre ellos, están al servicio del ser humano, las finanzas y círculos solidarios y no prime sólo el interés del volumen de negocios y la especulación. Hoy en día se justifica por el tamaño que tiene y los negocios que está manejando y por estar en el mercado de valores, el hacer titularización de cartera, negocios con rentistas y constructores de interés privado. Los excedentes deben ser para fortalecer el bienvivir de los asociados y con las organizaciones de la economía solidaria y del sector cooperativo.

Quedan preguntas como:

  • ¿Cuáles son las características y los requerimientos que debería reunir esta plataforma si se pretende llamarla solidaria?
  • ¿Dónde quedó la idea de proyectar las “agencias para el desarrollo local de los territorios”?
  • ¿Dónde quedó el reconocimiento y permanencia de la estrategia de comunicación, educación, participación y gobierno como sistemapara garantizar la sostenibilidad y el reconocimiento de la construcción colectiva histórica en la Cooperativa?
  • ¿Será que el patrimonio cultural construido en estos 46 años se está entregando a una lógica de mercado de economía naranja? ¿Se está mercantilizando y volviéndolo una mercancía buscando rentabilidad?