Comunicado de Denuncia retaliaciones al interior de Confiar Cooperativa

Lunes, 29 de Enero de 2018

Comunicado de Denuncia retaliaciones al interior de Confiar Cooperativa

Medellín, 17 de Enero de 2018

Comunicado de denuncia a los empleados de CONFIAR Cooperativa Financiera

Fundación Confiar, Sólida, Delegados, Directivos, Asociados  y comunidad en general

Los trabajadores y las trabajadoras sindicalizados en el Comité de empresa ConRaiz afiliado a la UNEB, realizamos una nueva denuncia como parte de las retaliaciones de las que hemos sido objeto por nuestros cuestionamientos al interior de Confiar y la Fundación Confiar. En esta ocasión se trata de la RENUNCIA MOTIVADA[*] del Compañero César Sánchez Mujica, Gestor Educativo y Cultural de la Fundación Confiar en la Zona Capital.

Esta renuncia es el resultado de un sinnúmero de situaciones adversas que van en detrimento de la libertad de expresión, de la dignidad como persona y como trabajador de nuestro Compañero, algunas de las cuales enumeramos a continuación, con el ánimo de otorgar la información amplia y suficiente para que los lectores de esta comunicación tengan argumentos basados en la veracidad y además, para invitarlos a que tomen postura sobre la delicada situación que se vive al interior de Confiar y la Fundación Confiar.

Hechos:

-      Desde el momento en que recibió el cargo fueron claras las intenciones de hacerlo participar de los diferentes procesos de ataques y vulneraciones a contradictores del statu quo de la Cooperativa y de la Fundación CONFIAR, a lo cual respondió en diferentes ocasiones que no era de su interés, a cuya respuesta fueron los ataques a su honra. Por ello cuando presentó un   informe que contradecía los estudios de clima laboral presentados por la Cooperativa, se le dio la directriz de no trabajar más en procesos formativos de Confiar, es decir se le coartó el trabajo por decir la verdad sobre acontecimientos en la cultura laboral de la Cooperativa. Por esta razón fueron cancelados casi todos los procesos que se realizaban hasta el mes de marzo del 2017 en la ciudad de Bogotá y Villavicencio.

-      En varias ocasiones presentó su incomodidad en la manera como el señor Mario Ospina (Director de la Zona Capital), se refirió a él como “una persona con la que no es posible trabajar por sus decisiones políticas”, a lo cual el Director de la Fundación Confiar Alejandro López no respondió en el sentido de hacer un seguimiento pertinente, coherente ni el debido proceso.

-      A pesar de hacer múltiples esfuerzos para realizar diferentes acciones a favor de las y los Asociados de la Cooperativa, recibió muy poco apoyo de parte del Director de la Fundación Confiar para el desempeño de sus funciones, no fue instruido lo suficiente para realizar diversas actividades como parte de la curva de aprendizaje, a pesar de haberlo solicitado constantemente la respuesta fue una negativa argumentando en palabras del señor López que “no es conveniente”.

-      El desmonte y la división ocasionada al interior de la Fundación como parte del daño colateral causado por la persecución a los empleados sindicalizados, se han escuchado expresiones denigrantes de la calidad del trabajo como lo ha afirmado el Gerente Corporativo e integrante principal de la Junta Directiva de la Fundación señor Oswaldo León Gómez Castaño (que  son desobedientes, que no se alinean, que no dejan trabajar), sacando la cara exclusivamente por el Director de la Fundación (quien afirma que se debe a él y que es su Jefe). De esta manera se   atenta contra la dignidad como trabajadores y como personas (desde que surgió el sindicato se ha hecho campaña de que quienes se afilian a un sindicato son malos trabajadores).  Lo anterior deja entrever la falta de voluntad real de diálogo que la Fundación y la Cooperativa tienen con quienes piensan diferente y asumen una posición crítica reflexiva a sus intereses de poder.

-      Una evidencia más del interés en realizar ataques contra los empleados sindicalizados es que faltando un par de días para las vacaciones colectivas que se iniciaban el 22 de diciembre, el Director de la Fundación envía un memorando escrito en esta fecha en el cual se hace referencia a que no es posible presentar ninguna denuncia de procesos que se consideran irregulares y que se encuentran claramente establecidos en las funciones asignadas (para el 15 de diciembre se entrega un escrito de manera presencial por parte de una comisión de los trabajadores de la Fundación al Consejo Ampliado y a la Junta Directiva de la Fundación aprovechando que estaban reunidos, expresando allí inquietudes sobre la situación laboral). Por dicha denuncia se les envía este memorando con copia a la hoja de vida de cada uno incluso a los compañeros no sindicalizados, sin hacer primero el llamado de atención verbal.

-      Se suma a este hecho la auditoría a los equipos de cómputo por parte del Auditor de Confiar señor Jorge Iván Echeverri realizada el 21 de diciembre, a quien también el Director de la Fundación llevó como testigo para el despido de uno de nuestros compañeros de trabajo, demostrando así que son capaces de asumir los costos que sean con tal de hacer a un lado a aquellas personas dispuestas a generar un debate político de altura, para lo cual están preparados los empleados de la Fundación y los trabajadores sindicalizados: No tragamos entero, no somos pasivos, conocemos a Confiar y la Fundación, por lo tanto defendemos lo que se ha construido históricamente, somos gestores y testigos y por eso nos quieren borrar del mapa o con despidos o haciéndonos renunciar o aislándonos tanto de los Asociados como de los empleados.

-      Al compañero César se le hizo evaluación de desempeño sin tener en cuenta a los demás coordinadores de área con quienes debía coordinar acciones, esto evidencia la falta de garantías para cualquier proceso.

-      Finalmente se entregó a los trabajadores de la Fundación un reglamento interno de trabajo totalmente autoritario, desactualizado y que evidencia la búsqueda de un modelo único de poder en una organización solidaria con el que no estamos de acuerdo.

Por las razones expresadas anteriormente, por su dignidad y por la coherencia social y política César se vio obligado a dar por terminado el contrato con la Fundación Confiar a partir de 17 de enero de 2018.

Tal como lo mencionamos en nuestro anterior comunicado emitido finalizando el mes de diciembre de 2017, en el que denunciábamos los despidos injustificados de dos compañeros sindicalizados, el Comité de Empresa ConRaíz ha buscado canales de diálogo con la Administración de la Cooperativa, acudiendo a su “postura abierta e incluyente”, aquella que enuncia con marcado acento como parte de su pensamiento solidario. No obstante Confiar y aún más la Fundación Confiar, han hecho oídos sordos a nuestro llamado puesto que entre el decir y el hacer existe una enorme brecha que no da cabida a las expresiones diferentes y cuestionadoras. Su respuesta en cambio son hechos contundentes que develan la postura de una empresa del capital y que se aleja abismalmente de su filosofía cooperativa.

Y en definitiva el que pierde es Confiar, en esta masacre laboral que hemos vivido en el último semestre se han desvinculado de la Cooperativa personas de una altísima calidad humana, formación, conocimiento, experiencia y trayectoria histórica.  Es en síntesis una terrible fuga de talento humano que muy seguramente estará al servicio de otras organizaciones que si sabrán valorar su potencial, porque tendrán la capacidad de construir y disentir a partir de la diferencia, el cuestionamiento, la argumentación y por supuesto la apertura suficiente para construir colectivamente.  Casos como la renuncia forzosa de la Secretaria General Elizabeth Castaño Daza; la renuncia voluntaria de Milady Echavarría del Área de Formación por motivos estrictamente personales (ambas habían presentado también renuncia en agosto del 2016 a causa de la situación laboral interna); el Director de Vivienda anterior Alejandro Chaurra y la Gerente de SÓLIDA renunciaron voluntariamente a finales del 2016 –por motivos estrictamente personales-;  el despido de Leonardo Jiménez del Programa de Niñez y Juventud, de Genaro Guarín del Centro Recreativo El Paraíso, entre otras renuncias. Estas son algunas de las personas que ya no se encuentran en Confiar, ya sea por su propia decisión o por despido injusto de la Cooperativa.

¿Qué está pasando que se está desmantelando el Comité de Gerencia de CONFIAR?

Hacemos un llamado a los diferentes públicos que tienen relación con Confiar y la Fundación Confiar, así como a la Comunidad en general, para que se solidaricen con los empleados sindicalizados, dadas las evidentes arbitrariedades que hemos expresado a través de nuestra página WEB y boletines emitidos a través de la UNEB, y que no son otra cosa que acciones claras y contundentes de persecución laboral, maltrato e intimidación que atentan contra la  dignidad y anulan la libertad de expresión e incluso van en contravía de los derechos fundamentales.

Solidariamente,

Comité de Empresa UNEB ConRaíz 

 

[*] RENUNCIA MOTIVADA se entiende aquella renuncia que no satisface el criterio de espontaneidad del trabajador en terminar la relación laboral, sino por el contrario obedece a la transgresión de las obligaciones legales, contractuales, reglamentarias y/o convencionales del empleador que “…motivan…”al trabajador a terminar el contrato de trabajo con base en dichas transgresiones que han vuelto insostenible para él, la permanencia contractual.