Comunicado de grupo de delegadas y delegados de CONFIAR Cooperativa

Sábado, 22 de Abril de 2017

Dirigido a: Consejo de Administración, Junta de Vigilancia, Tribunal electoral, Revisoría Fiscal, Junta Directiva Fundación Confiar, Consultivo Laboral, delegados, empleados y asociados.

A propósito de la afiliación de varios empleados de la Fundación Confiar y de Confiar a la Unión Nacional de Empleados Bancarios –UNEB- sindicato de industria, los delegados que firmamos este pronunciamiento nos permitimos manifestar nuestra inconformidad frente a los hechos que a continuación relacionamos.

Es inaceptable y reprochable que en Confiar, que es una organización por principio, solidaria, participativa, democrática, pluralista e incluyente, haya un sector de la administración que esté impulsando la firma de comunicados entre los empleados para desestimular, atemorizar, coartar, constreñir, amenazar y confundir a los empleados(as), para que éstos no se afilien a la UNEB. El día 20 abril, la alta dirección (Presidente del Consejo, Gerencia General y Gerencia Corporativa) envían comunicado al personal, reconociendo la capacidad y el derecho que les asiste a los empleados de sindicalizarse - lo cual está amparado por normas internacionales, la Constitución Nacional y demás normas estipuladas en esta materia- y por otro lado han circulado otros comunicados contrariando esta directriz, situación que nos lleva a pensar que hay ruedas sueltas en la administración.

Un derecho humano es organizarse, agruparse y reunirse; por ello como delegados exigimos se respete el derecho de asociación que están ejerciendo los compañeros(as) de la Fundación Confiar como los empleados de Confiar Cooperativa Financiera.

Que cesen las amenazas de gerentes, directores(as) y directores zonales, ya que la Corte Constitucional en reiterada jurisprudencia en cuanto al derecho de asociación ha manifestado:

“En suma, esta corporación ha considerado como ilegítima e ilegal toda conducta por parte del empleador que se oriente a (i) desalentar a los posibles asociados, sancionarlos o discriminarlos por hacerlo[58]; (ii) acudir a la facultad de terminación del contrato sin justa causa respecto de alguno de los miembros de la organización con el propósito de afectarla[59]; (iii) adoptar conductas discriminatorias basadas en la circunstancia de estar o no afiliado al sindicato, favoreciendo a los no sindicalizados en contra de los sindicalizados, como cuando se hace uso de “los factores de remuneración o de las prestaciones sociales para golpear a quienes se asocian, para desestimular el crecimiento del sindicato o para presionar            los retiros de este”[60], creando diversos planes de beneficios, favoreciendo a los no afiliados al sindicato[61].

Conductas como las antes señaladas, están proscritas por cuanto atentan contra el derecho de asociación sindical, especialmente en relación con lo consagrado en el artículo 39 de la Carta Política; los artículos 2, 3 y 11 del Convenio 87 de la OIT, aprobado mediante la Ley 26 de 1976; y los artículos 1° y 2° del Convenio 98 de la OIT, aprobado mediante la  Ley 27 de  1976 ya  mencionadas. Respecto al punto específico en debate es relevante citar lo consignado en el artículo 1° del Convenio 98 de la OIT, que establece:

“Artículo 1.- 1.Los trabajadores deberán gozar de adecuada protección contra todo acto de discriminación tendiente a menoscabar la libertad sindical en relación con su empleo.

2. Dicha protección deberá ejercerse especialmente contra todo acto que tenga por objeto: a) Sujetar el empleo de un trabajador a la condición de que no se afilie a un sindicato o a la de dejar de ser miembro de un sindicato; b) Despedir a un trabajador o perjudicarlo en cualquier otra forma a causa de su afiliación sindical o de su participación en actividades sindicales…”.”

Lo precedente reafirma que conductas tales como sujetar la admisión y permanencia en el empleo bajo la condición de no afiliarse al sindicato, otorgar privilegios para desestimular la afiliación, crear regímenes diferenciales entre los no sindicalizados y los sindicalizados en perjuicio de estos últimos, al igual que los despidos masivos de trabajadores sindicalizados, constituyen actos que atentan contra la libertad sindical”

Es pertinente recordar las responsabilidades penales señaladas en el Código penal en su Artículo 200: Violación a los derechos de reunión y asociación: Articulo modificado por el articulo 26 de la ley 1453 de 2011.  El nuevo texto es el siguiente:

“El que impida o perturbe una reunión lícita o el ejercicio de los derechos que conceden las leyes laborales o tome represalias con motivo de huelga, reunión o asociación legítimas, incurrirá en pena de prisión de uno (1) a dos (2) años y multa de cien (100) a trescientos (300) salarios mínimos legales mensuales vigentes.”

En la misma pena incurrirá el que celebre pactos colectivos en los que, en su conjunto, se otorguen mejores condiciones a los trabajadores no sindicalizados, respecto de aquellas condiciones convenidas en convenciones colectivas con los trabajadores sindicalizados de una misma empresa.

La pena de prisión será de tres (3) a cinco (5) años y multa de trescientos (300) a quinientos (500) salarios mínimos legales mensuales vigentes si la conducta descrita en el inciso primero se cometiere:

  1. Colocando al empleado en situación de indefensión o que ponga en peligro su integridad personal.
  2. La conducta se cometa en persona discapacitada, que padezca enfermedad grave o sobre mujer embarazada.
  3. Mediante la amenaza de causar la muerte, lesiones personales, daño en bien ajeno o al trabajador o a sus ascendientes, descendientes, cónyuge, compañero o compañera permanente, hermano, adoptante o adoptivo, o pariente hasta el segundo grado de afinidad.
  1. Mediante engaño sobre el trabajador”.

Como delegados exigimos que paren los hostigamientos y amenazas, que coartan y constriñen los derechos de los trabajadores(as). Estos actos desdicen de lo que somos, desconociendo el origen de CONFIAR, recordemos quienes fundaron la Cooperativa,

33 trabajadores de la otrora SOFASA y de su sindicato, que contribuyó a su fortalecimiento y crecimiento.

Sobre el proceso electoral quedaron muchas dudas, que aún estamos esperando sean aclaradas por los entes de control y vigilancia y ahora, nos encontramos nuevamente frente a un panorama que reprime la libre participación y atentan contra la democracia en Confiar.

Solicitamos se adelanten las investigaciones pertinentes que conlleven al esclarecimiento de los responsables de éstos actos y que se tomen las medidas que garanticen la no repetición.

Reivindicamos la democracia, la participación, la diversidad de pensamiento y la libertad de expresión, no podemos reproducir el modelo de las empresas del capital. Debemos ser coherentes con nuestros principios y valores solidarios, la práctica en Confiar no puede seguir siendo el señalamiento, el  señalamiento es una práctica capitalista y fascista. Ese no es el Confiar que queremos y soñamos. Soñamos un CONFIAR, donde todos quepamos, sin distingos, ni discriminación, donde haya participación, democracia y solidaridad.

 

Finalmente, “si el río suena, piedras lleva”, es urgente, antes de juzgar la acción de los trabajadores, preguntarles qué malestares o reivindicaciones tienen, cuáles fueron sus razones, ésta sería una acción más propositiva que permitiría abrir un debate al interior de nuestra cooperativa y manejar con altura la situación.

Apoyamos y respaldamos solidariamente la decisión que tomaron tanto los empleados(as) de la Cooperativa Financiera como de la Fundación Confiar a afiliarse a la UNEB y apoyamos a los otros trabajadores que decidan asociarse.

Solidariamente,

JUÁN JOSÉ CAÑAS RESTREPO, Agencia La 80

CATALINA MARÍA ACOSTA GALLEGO, Agencia Guayabal NORA ROBLES MIRANDA, Agencia Alpujarra

JORGE OMAR RÚA RÍOS, Agencia Itaguí

DIEGO ARMANDO AVELLA MACHUCA, Agencia Duitama ANCIZAR DE JESÚS CADAVID RESTREPO, Agencia Itaguí

OSWALDO ANTONIO SALGADO CAÑAVERAL, Agencia 1º. De Mayo

RENÉ GERÓNIMO SUAZA GÓMEZ, Zona especial Juventudes ANA MARÍA MONTOYA SÁNCHEZ, Agencia Flórida  MIGUEL ANGEL JIMÉNEZ CASTRILLÓN, Agencia Colombia

ASTRID CECILIA ACEVEDO HOYOS, Agencia Colombia

JULIÁN CAMILO GAMBASICÁ ESQUIVEL, Zona especial Juventudes LUIS GUILLERMO MEJÍA JARAMILLO, Agencia Belén

CARLOS ANDRÉS CAÑAVERAL USUGA, Agencia Castilla LUZ BIVIANA GÓMEZ LOPERA, Agencia Castilla