Cuando el transgresor llega al colmo

Miércoles, 19 de Enero de 2022

Cuando el transgresor llega al colmo

“Más allá de la noche que me cubre, negra como el abismo insondable, doy gracias al dios que fuere por mi alma inconquistable. En las garras de las circunstancias no he gemido ni llorado. Sometido a los golpes del destino mi cabeza sangra, pero está erguida. Más allá de este lugar de ira y llantos donde yace el horror de la sombra, la amenaza de los años me halla, y me hallará sin temor. No importa cuán estrecho sea el camino, ni cuán cargada de castigos la sentencia, soy el amo de mi destino, soy el capitán de mi alma”.

William Ernest Henley

 

El origen, de ahí nuestro nombre ConRaiz

En abril 19 de 2017 un grupo de personas trabajadoras de CONFIAR y de la Fundación Confiar, nos sindicalizamos y celebramos el origen de nuestro proyecto, creado por 33 trabajadores de Sofasa que fundaron la Cooperativa, y la existencia de cientos más organizados en Sintrasofasa, que contribuyeron a su fortalecimiento y sembraron su irreverencia única, la utopía, la fuerza de sus voces y las reivindicaciones de sus derechos, además de las demandas de orden social, cultural y político. Estas aspiraciones están ancladas en los cimientos de la conciencia colectiva que confluye en Confiar, en nuestro pensamiento solidario.

¿Por qué un sindicato en Confiar?

ConRaiz nace para ser la voz de los y las trabajadoras en Confiar, en el momento en que Confiar pierde el rumbo, hay que buscar en el origen los fundamentos que constituyen la esencia y los principios, para corregir a tiempo, pero en vista de la evidente pérdida de coherencia de Confiar; al implementar prácticas del modelo del capital donde se exige del trabajador(a) cooperativo la eficacia, la eficiencia, la subordinación, la  sumisión y obediencia para seguir contratado en la cooperativa, callando su voz crítica e instalando el miedo, desconociendo los derechos adquiridos, silenciando el acoso y el maltrato, colmo la paciencia frente a la dignidad.

A partir de ese momento la gerencia corporativa y la administración comenzaron una ofensiva persecución al sindicato, que ni en los bancos se ha registrado en los últimos tiempos.

El consejo de administración nombrado en la asamblea de 2017, en la que un reconocido dirigente sindical participaba, el señor Norberto Ríos Narváez, se mostró del lado de la gerencia corporativa representada por el señor Oswaldo León Gómez Castaño (exdirigente sindical de Sintrasofasa), quien determinó además que el compañero Joaquín Suarez de ConRaiz era “su enemigo”. Poco tiempo después el integrante de la junta de vigilancia Alfredo Aguirre le declara “guerra de guerrillas” al mismo compañero Joaquín, y como si fuera poco el presidente del consejo señor Luis Fernando Flórez, en el consejo ampliado de febrero 23 de 2018 lo acusó de que iba a acabar con la cooperativa.

Hasta el momento los organismos sociales como el consejo de administración, la junta de vigilancia y la junta directiva, no se han pronunciado frente a los atropellos, persecución y acoso que viven las personas trabajadoras y en especial los sindicalizados, incluso ha llegado al consejo desde 2020 un reconocido exdirigente sindical de la UNEB, el señor Ariel Hernández y su postura es igualmente patronista.

Aún no se han dignado tomar cartas en asuntos como:

  • La violación en Confiar al derecho a la libre asociación.
  • No han promovido una política sindical al interior de la cooperativa.
  • Frente a la estigmatización pública que hace el gerente corporativo en reuniones con empleados en la dirección general indicando que: “El que se sindicaliza es mal visto”, “los sindicatos acaban con las empresas”, ó “Sindicato si pero no en Confiar”.
  • Campaña antisindical con la meta de 0 sindicalizados, a cargo de Jefes de Áreas y Directores de Agencia, orientados de manera soterrada por el gerente corporativo.
  • Se dijo en Bogotá que en Confiar no hay sindicato, que lo que hay es un asunto personal.
  • Disminución de funciones de los Empleados sindicalizados: Paula Galán, Joaquín Suárez, Sonia Posada, Lina Mejía, César Sánchez, Leonardo Jiménez, Elizabeth Castaño, Amalia Moncada y Paula Gómez. Bloqueo total al desarrollo del trabajo del compañero Cesar Sánchez.
  • Traslados de compañeras de Fundación hacia Confiar en áreas que requerían saberes diferentes a lo que había sido su experiencia en muchos años.

Frente a los despidos de compañeros sindicalizados y renuncias motivadas a la fecha:

Leonardo Jiménez (Fundación Medellín.) – Cesar Sánchez (Fundación Bogotá) – Daniel Romero (Oficina Yopal) - Lina Mejía (Fundación Medellín) – Genaro Guarín (Fundación Centro Recreativo El Paraíso en Cocorná) - Elizabeth Castaño (DG) - Sonia Posada (oficina Bello) – Sofía Lema (DG) – Amalia Moncada (Fundación Confiar) - Daniel García (Oficina Colombia) - Jennifer Herrera (Oficina San Cristóbal) – Joaquín Suárez (Fundación Medellín).

Otras personas que se habían sindicalizado, extrañamente presentaron su renuncia luego de ser “persuadidos” por diferentes razones de que lo mejor era retirarse: Maribel Rojas López, Ángela Rincón, Panyani Dávila, Angie López, Robinson Arias, entre otre otros compañeros y compañeras.

En total nos hemos sindicalizado 18 personas en Confiar.

Finalmente esto dice nuestro pensamiento solidario:

“Construimos con los empleados relaciones cimentadas en los valores de la honestidad, el respeto, la responsabilidad social, la confianza y la solidaridad, en la calidad y el disfrute por el trabajo, ofreciendo una remuneración justa y equitativa, condiciones de trabajo dignas y un proceso de desarrollo humano integral, que les permitan reconocer su dimensión individual y su participación consciente y decidida para hacer realidad de Confiar”. 

Este es el panorama del Sindicato en Confiar, entre despidos, renuncias motivadas y no respetar el derecho a la libre asociación, la Cooperativa de origen obrero y sindical desconoce su principio fundante, y peor aún, termina aplicando las “condiciones laborales” que ofrece el capital, como quien dice “la diferencia NO está en Confiar”.

 

Compañer@ no te quedes sol@, afíliate, la Uneb es la alternativa.

logos