¿En Confiar existe la justa balanza?

Martes, 02 de Junio de 2020

¿En Confiar existe la justa balanza?

“La austeridad es una brújula para saber navegar entre los escollos del despilfarro y la avaricia, nos enseña a gestionar los recursos existentes y disponer de ellos con sobriedad, sentido común, sentido social y previsión. Es una virtud que nos permite priorizar y ordenar nuestros valores, es una de las grandes virtudes de un pueblo inteligente”.                                                                                     

Hemos escuchado muchos llamados en diferentes espacios, y a diferentes voces, que el miedo no nos puede hacer sucumbir, y que es la confianza la que nos debe mantener, y no una confianza en abstracto, sino organizada desde pequeñas acciones y decisiones. Por esto nos inquieta la decisión que tomó el Consejo al no aprobar el pago de la prima extralegal. Entendemos que su intención no es afectar los derechos laborales de los trabajadores, y se hace alrededor de cifras y proyecciones que pone en riesgo los excedentes de Confiar este año, que resaltan los alivios financieros, la cartera, la disminución de ingresos, etc. Sin embargo, no tenemos claro si dentro de las conversaciones que se dieron para esta decisión, contemplaron hechos y datos frente al significado, valor y lugar de la fuerza de trabajo en Confiar, si se contempló el pago parcial, por cuotas, u otras estrategias que pudieran por un lado responder a la necesidad de la austeridad y por otro reconocer el trabajo de más de 700 personas, que en todo momento hemos entregado nuestra fuerza y dispuesto lo mejor para que hoy la Cooperativa tenga el fortalecimiento patrimonial y la posibilidad de mantenerse en pie a pesar de la crisis.

El llamado que nos hace la vida en este momento es precisamente a la austeridad, esa administración consciente de los recursos (dinero, alimento, tiempo, medio ambiente, entre otros). Y nos acogemos a este llamado, que también nos hace la administración de la Cooperativa, siempre y cuando la suma de los esfuerzos sea incluyente y sobre todo equitativa, que no solamente se trate del recorte de las primas extralegales como ya nos fue notificado para el mes de Junio y que seguirán evaluando en el segundo semestre del año, sino que además obedezca al manejo de los gastos en Confiar. No tendría carta de presentación continuar con rubros altísimos en publicidad, línea editorial (culto al papel), posicionamiento de imagen, agencias de lujo, cuadros, regalos…), si la invitación es que hagamos un esfuerzo colectivo, real y genuino, no de puertas para afuera. De igual forma esperamos que no se hagan disminuciones salariales, ni mucho menos despidos individuales, ni colectivos, lo que menos se puede esperar de la Cooperativa es que deje a personas en la calle en medio de esta crisis, en tiempos de pandemia en los que la economía de las familias se ha disparado y las deudas no darán espera, siendo las primas de una u otra manera lo que ayuda a alivianar las cargas de los trabajador@s.

Para varios integrantes de ConRaíz no es nueva esta situación, vivimos la crisis de los años 1998 y 1999, y pusimos nuestro grano de arena para que Confiar saliera fortalecida. Tiempos en los que durante dos años no hubo incremento salarial, ni primas extralegales, y muchos de nosotros recibimos dos o tres cargos para cubrir la salida de otros que dieron paso a un costado para salvar la Cooperativa.

No obstante creemos que al interior de Confiar hay economías muy vulnerables, como es el caso de los trabajadores que devengan salarios más bajos (hasta $1.500.000), compañeras que son madres cabeza de familia, personal de medio tiempo, o incluso trabajadores que son los únicos aportantes en su hogar; para ellos consideramos que sí debe adjudicarse la prima extralegal, de tal modo que aliviane y oxigene sus ingresos. Así el mayor esfuerzo estará en quienes tienen salarios más altos en Confiar, carga prestacional que se lleva gran parte del presupuesto de la nómina. Creemos que de la misma manera como el año pasado asumimos la perdida de aproximadamente $4.000 millones por un “crédito de confianza” realizado a la Cooperativa de Caficultores de Andes, quien se declaró en quiebra, se puede hoy asumir el pago de la prima de las personas con más bajos salarios en Confiar.

Recordemos que Confiar hace parte del sector financiero, sector que ha salido realmente beneficiado en esta crisis y por ello sus resultados a la fecha no son negativos, por el contrario las cifras muestran un comportamiento muy positivo, hasta el mes de abril, reportando más de $3.000 millones de pesos de excedentes.

El cuidado de Confiar, incluye además una reestructuración del Fondo de Desarrollo Institucional, para que deje ser la caja menor de un puñado de organizaciones que siempre se ven beneficiadas, y tendrá que abrirse el abanico para incluir a pequeñas organizaciones que necesitan apoyo de la Cooperativa. De igual forma es necesario que no se sigan aprobando créditos de “confianza” de mayor cuantía, sin respaldo alguno.

Hacemos un llamado a la Administración, para que cuando estemos nuevamente época de “vacas gordas”, nos veamos igualmente beneficiados en esa abundancia, para que sea realmente justa, para que…

  • #cuandoestoacabe restablezcan inmediatamente las primas extralegales, que se han asignado por muchos años, lo que en derecho se denomina “derecho adquirido”.
  • #cuandoestoacabe se incrementen los salarios por encima del incremento del salario mínimo y no por debajo.
  • #cuandoestoacabe se nivelen muchos salarios que comparados con otras Cooperativas y entidades financieras están muy por debajo.
  • #cuandoestoacabe se incremente y mejore el acuerdo de bienestar laboral.
  • #cuandoestoacabe respeten de verdad el derecho de libre asociación.
  • #cuandoestoacabe haya una consciencia colectiva en la importancia de un sindicato para hacer valer y respetar los derechos de los trabajadores.

Convocamos a los trabajadores para que reflexionen y que no sea el miedo el que nos lleve a pensar que nos hacen un favor al pagar nuestros salarios, Confiar paga el tiempo, el conocimiento, la fuerza, disposición que dedicamos al cumplimiento de nuestras labores. Es gracias a más de 300 mil personas Asociadas y Ahorradoras que se garantiza el pago de la nómina, y esas personas están gracias a más de 700 trabajador@s que contribuyen y mantienen la prestación de los servicios en la Cooperativa.

Por último compañer@s les reiteramos que si en Confiar contamos con un buen número de trabajadores sindicalizados, sería posible presentar pliego de peticiones y tendríamos convención colectiva, lo que significa por ejemplo que para disminuir o retirar las primas extralegales se hace necesario negociar con nosotros y no simplemente notificarnos que no tendremos ese beneficio, que en síntesis dignifica aún más al trabajador y sus familias.

 ¿Aún siguen pensando si es necesario un sindicato en Confiar?