En nuestro 4 aniversario, seguimos defendiendo los derechos de los y las trabajadoras de Confiar

Lunes, 19 de Abril de 2021

En nuestro 4 aniversario, seguimos defendiendo los derechos de los y las trabajadoras de Confiar

Son muchas las preocupaciones actuales sobre el futuro de los trabajadores de la banca en Colombia. Existen atenuantes que incrementan la incertidumbre y es precisamente de esto que desde la UNEB queremos hablarles, ya que varias personas (a partir del último comunicado), decidieron enviarnos aportes a través de llamadas y escritos en torno a situaciones que nos afectan directamente, expresiones que agradecemos y que es nuestro deber ponerlas en conocimiento.

Estos son los puntos en común, y serán ustedes quienes se identifiquen con ellas, es posible también que esto no le pase a usted.

  1. La primera conclusión a la que hemos llegado es que muchos y muchas personas trabajadoras de Confiar, sienten que no son escuchados al interior de la cooperativa (lo que incluso es expresado por algunos mandos medios), se les dijo que también eran dueños de la cooperativa, que el futuro de la cooperativa también es el de ellos y ellas, pero finalmente no son escuchados(as) y las decisiones que afectan ese futuro son tomadas en las altas esferas, sin tener en cuenta las consecuencias de quienes día a día dan la cara a los asociados(as) y quienes realmente generan la riqueza para la cooperativa.
  2. En los diferentes aportes que nos llegaron identificamos un sentir común los y las trabajadoras que tienen puesta la camiseta del bienvivir. Pues para ellos y ellas de gran preocupación son los tiempos entre la asesoría y el desembolso, lo que hace casi imposible para el trabajador(a) cumplir con la promesa del servicio, incluso narran casos en los que otra entidad soluciona su necesidad de crédito y se preguntan: ¿Por qué la administración de la cooperativa no toma cartas en el asunto?”.

“… ya no aguanto más las ganas de llorar que tengo, porque el asociado viene, solicita crédito, montamos la asesoría, damos la información pertinente, ellos nos traen la documentación pertinente y comienza el calvario …” (tomado de uno de los escritos recibidos).

  1. ¿Están solo las personas trabajadoras de Confiar para cumplir el objetivo de que la cooperativa crezca?.

Parece que sí, pues mientras la administración mal gasta grandes sumas de dinero en la construcción de una sede de exhibición, los trabajadores(as) acuden a la cercanía con las instancias que conocen para agilizar el desembolso de un crédito (de ese crédito depende el crecimiento de la cooperativa y sus excedentes), pero nada da resultado, ya algunos y algunas trabajadoras dicen entre chistes que para que un crédito salga bien, toca prender veladora y rezar unos padres nuestros.

“… comienzan a pasar los días y entonces empezamos a enviar correos a la persona que dizque gestiona lo “urgente”, acudimos a subdirectores, directores, zonales, pero nada funciona…”

  1. ¿Y entonces la meta qué?

Sabemos que en Confiar se volvió “normal” despedir trabajadores y trabajadoras por el incumpliendo de metas, algo que en nuestra opinión es un acto desalmado que ni siquiera entidades como Bancolombia practican, medidas que incluso desconocen la realidad del mercado, un muy buen asesor puede dejar de serlo, solo con el hecho de ser trasladado a una sucursal ubicada en zonas de la ciudad donde el acceso a crédito es más complicado, incluso la misma pandemia hace que el sector objetivo disminuya, pero parece que esto no le interesa a la cooperativa, porque sumado a lo que se llama realidad del mercado, están los deficientes procesos y los tiempos de respuesta que tiene la cooperativa.

Con angustia muchas de las personas trabajadoras ven en riesgo su estabilidad laboral y sienten que su calidad de vida se está viendo afectada por el estrés generado por la presión para el cumplimiento de metas, ya son muchos los y las trabajadoras que manifiestan dificultad para conciliar el sueño, trastornos estomacales, incluso algunos ya nos cuentan de problemas en sus casas generados por el nivel de estrés que se está manejando por esta situación.

Exigimos como sindicato y nuestro compromiso por velar por el bienestar de los y las trabajadoras, mayor compromiso del área de mercadeo y ventas, más allá de pedir resultados es acompañar y hacer labor comercial que nutra las agencias con estrategias adecuadas, suministrando las herramientas correctas para tal fin; desde el escritorio difícilmente se lograra un trabajo armónico y en equipo. Esto también tiene que ver con la administración pues estratégicamente hay que crecer el activo, generar beneficios que soporten la fidelidad correspondiendo el esfuerzo de los aportes sociales. No es con presiones desmedidas como se consiguen resultados, revisemos bien donde está el nudo.

La cooperativa que es llevada en los corazones de todos y todas quienes allí laboramos, pero que hoy nos sentimos ignorados. Hoy la cooperativa está enfilando sus esfuerzos en medidas que realmente afectan la calidad de vida de los y las trabajadoras (presión y más presión).

La UNEB hace un llamado a la administración de Confiar para que escuche el clamor de sus trabajadores y trabajadoras, ya en varias ocasiones le hemos escrito a la administración sobre estos temas y no tenemos respuesta, les pedimos que escuchen a los y las trabajadoras que desde las oficinas velan por el futuro de esta cooperativa, escuchen a quienes todos los días dejan a sus seres queridos en sus casas, para construir un futuro para sus familias y para la misma cooperativa, entre los trabajadores(as) encontrarán las respuestas para lograr un futuro promisorio para Confiar, los trabajadores(as) y sus asociados y asociadas.

Esperamos la suficiente madurez para que la administración reconozca lo que para muchos es evidente, incluso que no solo la vivienda merece toda la atención publicitaria, también las otras líneas de crédito, así como el portafolio en general de la Cooperativa. Para supervivir tenemos muy buena tecnología, un marco estratégico envidiable, un pensamiento solidario que ni se diga, pero parece que el foco está en otros asuntos que no coinciden con la esencia cooperativa y solidaria, se requiere ser coherentes con el momento actual, el origen y los principios.

 Compañeros y compañeras trabajadoras, no se queden solos afíliate a la UNEB, y sobre todo no se cansen de seguir alzando la mano, porque el silencio es cómplice.

UNEB SIEMPRE CONTIGO