¿Para qué un Sindicato en Confiar?

Miércoles, 22 de Noviembre de 2017

¿Para qué un Sindicato en Confiar?

 

Cavilando

Miedo y poder o el poder del miedo

Existe una frágil línea divisoria entre la democracia y la tiranía o la dictadura… casi imperceptible, pero definitiva. Así como el poema de Unamuno cuando se refiere al Cristo momificado de Palencia, le dice que “yace más allá de aquella pequeña diferencia, que es el trágico nudo de la historia”.

En el libro “El miedo” de Patrick Boucheron, el escritor afirma que “dar miedo es el primer paso para provocar la obediencia (…) porque como vivimos bajo el gobierno de los afectos y las emociones, existe un uso político del miedo que crea y permite instituciones de dominación, y el miedo forma parte del ejercicio mismo del poder”.

-Fragmento artículo El Espectador por Aura Lucía Mera-

 

¿PARA QUÉ UN SINDICATO EN CONFIAR?

Muchos trabajadores, muchas necesidades laborales que nos lleva a pensar en grande: Presentar pliego de peticiones en el año 2018!!! A eso aspiramos desde la UNEB –Unión de Empleados Bancarios-, para el beneficio de los trabajadores así no estén sindicalizados en su totalidad.

Y muchos se preguntarán ¿para qué ha servido tener sindicato en CONFIAR? Para tener una postura independiente desde el rol de Trabajador en la relación con la Administración y la Dirección, para que los Jefes cuiden su tono y trato para dirigirse a los Trabajadores, para que se pongan al día con las vacaciones incluso de los niveles gerenciales, para que estén adecuando el Área de Gestión Humana a las condiciones que exige tener contratados más de 700 trabajadores, para que externamente conozcan las incoherencias de la alta dirección de la Cooperativa con relación a los principios y valores cooperativos.

Somos trabajadores y dueños de la Cooperativa, debemos cuidarla y garantizar su sostenibilidad a futuro, pero también es cierto que los trabajadores dueños que cumplen el rol de dirección administrativa se comportan como unos patrones del capital de muchas empresas privadas que imponen políticas laborales patronales, que bajo un discurso político envolvente enredan la cultura organizacional para ponernos a trabajar hacia el logro de metas financieras para ser de las más grandes del país, ¿pero a qué costo?

¿Será que desde los trabajadores de las Agencias si se puede seguir sosteniendo una Dirección General cada vez más grande que su fuerza de ventas? ¿Qué formación, porque no sólo es capacitación, se le está garantizando a los Asesores de las Agencias para que comprendan el proyecto Asociativo para el que laboran y así de manera colectiva den lo mejor de sí para sacar adelante su empresa cooperativa? ¿Será justa la presión de cumplir las metas y bajo esta premisa evaluar su desempeño sin tener en cuenta los vacíos de formación y acompañamiento para cumplirlas?. Sabemos que el contexto de la competencia financiera tradicional tiene mucho peso en ello. Metas financieras incumplidas son sinónimo de mal desempeño, de despidos, de no poder disfrutar de las vacaciones oportunamente, del fomento de la competencia entre los compañeros de las Agencias, entre las Agencias y con las Direcciones Zonales.

 Tenemos derecho a trabajar, pero también a estudiar: Los horarios diferenciales en las Agencias y en la Dirección General nos permitirán como trabajadores no tener que suspender los estudios o renunciar a ellos. Hacer una carrera profesional cuesta, tenemos derecho a estudiar la que nos gusta, no sólo la que le convenga a la empresa para aumentar su volumen de negocios para salir en las primeras filas de las revistas económicas del país. Que no haya diferencia entre los nuevos que ingresan con derecho a continuar sus estudios con relación a los antiguos que no lo pueden hacer.

Las mujeres cabeza de familia tenemos derecho a trabajar y también a criar a nuestros hijos: Es posible tener horarios diferenciados y tener convenios con guarderías cercanas a los trabajos para poder acompañarlos.

En salud la principal enfermedad es el stress por trabajar bajo presión, las malas posturas del cuerpo en el escritorio, largas horas atendiendo público, o por los efectos del aire acondicionado concentrado en las largas horas de trabajo. Y lo que más daño hace es el sicosocial: Desde el discurso se muestra una empresa cooperativa diferente en el trato – en las oportunidades – en la transparencia de las reglas de juego iguales o equitativas para todos, y no es así, lo que se evidencia es la incoherencia entre el decir y el hacer, y esta confusión es lo que más daño hace.  

En la carrera administrativa tenemos derecho a que se conforme un comité en el que tenga presencia el sindicato como garante al cumplimiento de las nuevas políticas laborales que se aprueben, que se cumplan los criterios para los ascensos y los aumentos salariales, que se discuta con el sindicato la estructura y escala salarial: No es cierto que en CONFIAR se paga muy bien con relación a otras empresas del mismo negocio y con relación al tamaño y volumen de negocios de la Cooperativa. Si se hace un mejor uso de los recursos financieros, menos gastos en comunicaciones para posicionar una imagen personal y menos derroche burocrático de la Gerencia Corporativa, menos burocracia en la Dirección General, menos concentración de recursos en apoyos a organizaciones sociales y culturales –que son los mismos de siempre-, menos competencia para ser grandes en cifras y menos en grandeza humana; el dinero alcanzaría para ser justos salarialmente.

Es fundamental recordar el origen de los recursos de Confiar: Provienen de los trabajadores asalariados, independientes, amas de casa, organizaciones sociales, culturales, sindicales, entre muchos otros, esto constituye la riqueza colectiva que permite pagar los gastos administrativos, la publicidad, los insumos, el sostenimiento de las instalaciones, viáticos, y por supuesto tu salario, mi salario y de todos los trabajadores de la Cooperativa. 

Recordemos: CONFIAR si tiene sindicato, la UNEB CONFIAR Comité de Empresa CONRAIZ. La Fundación CONFIAR si tiene sindicato, la UNEB -por estar bajo la vigilancia de la Superintendencia Solidaria podemos afiliarnos a la UNEB los trabajadores de la Fundación-. 

En este orden de ideas la Junta Directiva de la Fundación solicitó a la Supersolidaria retirarse de su vigilancia y quedar sólo bajo la vigilancia de la Gobernación de Antioquia. La instauración de un nuevo Reglamento Interno de Trabajo, presentado por el director Alejandro López Carmona, liderado por el presidente de la Junta Jhon Helber Rodríguez, elaborado por el abogado laboralista Carlos Augusto Jaramillo  y asesorado por Penca de Sábila bajo la responsabilidad de Bibiana Salazar Restrepo. El desmonte de los programas de Fundación para trasladarlos a CONFIAR, reduciendo a su vez las responsabilidades que tienen a cargo sus Empleados. TODO ESTOS HECHOS CONFIGURAN un ataque patronal y frontal a los trabajadores de la Fundación para desmovilizarlos y que desistan de reclamar sus derechos.

No queremos una empresa ideal, no queremos paraísos, no queremos quebrar a CONFIAR, queremos que se cultive nuestro ser ético, desde el ejemplo y coherencia de los líderes, que se respete el derecho de afiliación sindical, no desde el discurso sino desde el actuar.

Exigimos que se respeten las posiciones diferentes y cuestionadoras de un modus operandi, posiciones que finalmente apuntan a la recuperación por parte de los Asociados de su Cooperativa: Que no sólo aporten los recursos económicos para tener la Cooperativa como está, sino también sus ideas, propuestas y cuestionamientos.

¡POR HORARIOS DIFERENCIADOS PARA EL DERECHO AL ESTUDIO!

 

¡POR HORARIOS DIFERENCIADOS Y CONDICIONES LABORALES

PARA LAS MADRES CABEZA DE FAMILIA!

 

¡POR UN PROGRAMA DE SALUD INTEGRAL PREVENTIVO!

 

¡NO A LA TERCERIZACIÓN DE ALGUNOS PROCESOS Y ÁREAS

QUE HASTA EL MOMENTO HAN HECHO PARTE DE NUESTRA ESTRUCTURA!

 

¡ABAJO LA UTILIZACIÓN QUE CONFIAR HACE DE LOS SINDICATOS,

PARA CAPTAR SUS RECURSOS ECONÓMICOS,

 PORQUE DE FONDO DESCONOCE SU ACTUAR SINDICAL!