Recordemos nuestros derechos laborales

Martes, 19 de Julio de 2022

Recordemos nuestros derechos laborales

En Confiar el sindicato nace cuando 7 personas trabajadoras deciden salvaguardar los orígenes ideológicos de la Cooperativa, defender los derechos laborales, y visibilizar la vulnerabilidad de las y los trabajadores frente a quienes con palabras bonitas desdibujan sus derechos.

A lo largo de este camino que inició en el año 2017, hemos denunciado y defendido aspectos importantes en pro de los y las trabajadoras, y seguiremos siendo la voz de quienes por temor no se expresan contra las arbitrariedades que siguen pasando en la Plataforma “Solidaria”.

Como parte de la protección de los derechos de las personas trabajadoras, surge la necesidad de brindarles las herramientas necesarias para que cuenten con la información y los argumentos, y puedan reconocer sus derechos para defenderlos y exigirlos sin miedo a ser estigmatizados o perseguidos.

Queremos hacer énfasis en tres situaciones cotidianas que hacen parte de los derechos laborales: La Ley 403 de 1997, Ley 1280 de 2009 y el Artículo 57 del Código Sustantivo del Trabajo.

Iniciamos declarando la ley 403 de 1997 artículo 3 que indica: " El ciudadano tendrá derecho a media jornada de descanso compensatorio remunerado por el tiempo que utilice para cumplir su función como elector. Tal descanso compensatorio se disfrutará en el mes siguiente al día de la votación, de común acuerdo con el empleador." 

Abordamos este tema para hacer énfasis en que el descanso compensatorio por ejercer el sufragio se establece de "común acuerdo", es decir, las partes plantean la mejor opción para ambos, pero no como sucedió en algunas áreas y agencias de Confiar con los líderes que condicionaron este permiso de acuerdo a su parecer, e incluso invitándolos a reflexionar si es necesario hacer valer este derecho, sugerencia que la mayor parte de los trabajadores asumen como “es mejor no aceptarlo, luego quien sabe que represalias tomen contra mí”.

En cuanto a la Ley 1280 de 2009 "Ley de luto" establece una licencia remunerada de cinco días hábiles (sin contar domingos ni festivos), que se otorgaran al trabajador en caso de muerte de su conyugue, compañero o compañera permanente, de un familiar hasta el grado segundo de consanguinidad, primero de afinidad o primero civil, con el fin de brindar protección legal y emocional para que las personas trabajadoras independiente de su tipo de contrato puedan hacer su duelo por la pérdida de un ser querido.

Este derecho también está estipulado en el reglamento interno de trabajo Capitulo 6 Articulo 33.

 consanguinidad

Este tiempo no debe ser negociado, nos invita a recordar que lo primero para cada uno es nuestra familia, puesto que diariamente le entregamos toda nuestra energía, conocimiento, experiencias y una gran parte del tiempo a una empresa y dejamos de lado lo que de verdad importa. Preocupándonos por el personal que hace falta para cubrir nuestra ausencia, cuando esto es responsabilidad de la empresa y no de los trabajadores.

Pero sucede a menudo que, a pesar de nuestra entrega, con el tiempo lo que recibimos de la empresa es la carta finalizando nuestro contrato de trabajo, y en la mayoría de casos sin justa causa, como pasa en Confiar.

Y por último la Ley por calamidad doméstica que está contemplada en el artículo 57 numeral 6 del Código Sustantivo del Trabajo, establece que el trabajador se ausente de sus funciones laborales cuando dentro de su familia ocurre algún suceso que afecte el entorno familiar o personal.

La ley establece que estos días deben ser remunerados y que la cantidad de días debe estar estipulada en el reglamento interno de trabajo de cada empresa, validando el reglamento en confiar no son claros con el número de días, pero si se encuentra estipulado el derecho en el Capítulo 6 Articulo 30 Numeral 3.

La calamidad domestica puede ser cualquier situación que afecte la rutina cotidiana del trabajador, del entorno familiar o de su hogar, como la muerte de la mascota, afectaciones de la vivienda, la enfermedad o accidente de un familiar que requiere acompañamiento, entre muchos otros. Así que, si pasas por alguna de estas situaciones y requieres ausentarte, no dudes en hacer valer tu derecho.

Es importante conocer y saber que estás leyes no son favores o beneficios brindados por la cooperativa son derechos obligados por ley y por lo tanto se deben respetar.

Les invitamos para que consulten y amplíen esta normatividad porque muchas veces no los reclamamos por desconocimiento y en otras ocasiones por temor, recuerden "un DERECHO no es algo que alguien te da; es algo que nadie te puede quitar."(Ramsey Clark).

Y recuerda...

No te quedes sol@, afíliate a la UNEB.